Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

EXPOSICIÓN

Del domingo 18 al viernes 23 de febrero de 2018

Producciones Cachivache

La feria de las ilusiones

CC Antiguo Instituto. Sala 2
De 10.30 a 13.00 h y 17.00 a 20.00 h (domingo 18 al jueves 22)
De 10.30 a 13.00 h (viernes 23)

Visitas guiadas
Concertadas con centros educativos de 11.00 a 12.00 h
Para público general, de 18.00 a 19.00 h. Previa inscripción en la Sala 2 de exposiciones.
El martes no habrá visitas.

Un recorrido guiado por dos actores-monitores que de forma divertida y teatral mostrarán la magia de la física y la física de la magia a todos los que se acerquen a la instalación.

El itinerario se articula en pequeños grupos de 15 personas como máximo para que todas ellas puedan apreciar los engaños ópticos de los que no somos conscientes, a través de varios juguetes y artilugios que ya fueron la delicia de niños, niñas y adultos desde el siglo VIII al XX y que fueron la base para la creación del cinematógrafo, la mayor fuente ilusionante del engaño.

La feria de las ilusiones 1

Empezamos desde los más simples como el taumatropo, un simple circulito de papel capaz de atrapar un pájaro en su jaula y después dejarlo libre. Los zootropos y fenaquitiscopios, praxinoscopios o toupie fantoche son juguetes ópticos que los visitantes podrán ver funcionar y tocar para comprender la imagen en movimiento que el ojo percibe, siempre que sepamos engañar a nuestro cerebro. Comprenderemos que la tan valorada imagen en tres dimensiones (3-D), se consiguió con un juguete de 1840: el esteroscopio que hará las delicias de los asistentes gracias a que cada uno de nuestros ojos percibe una imagen un poco diferente entre sí, siendo nuestro cerebro el encargado de unirlas.

Jueguetes opticos

Vemos diferentes tipos de linterna mágica, artilugio que data del siglo XVII formado por una cámara oscura y un juego de lentes en su interior. A través de la iluminación de una vela, lámpara de aceite o bombilla (en los últimos) proyectaban y ampliaban imágenes pintadas sobre planchas de cristal.

La feria de las ilusiones

Una imitación del kietoscopionos permite asistir al espectáculo del precursor del proyector cinematográfico y admirar las primeras películas rodadas. Caleidoscopios, miriorama, láminas de engaños e ilusiones visuales, la visión reticular, etc., nos arrancarán exclamaciones de asombro e incredulidad.

Taquilla

El final del trayecto está dedicado a Méliès, el genio que transformó el cinematógrafo en gran espectáculo. Los actores nos muestran los trucos de las tramoyas, las maquetas de las escenografías, en definitiva «el gran engaño mágico», del que el ciudadano actual es incapaz de prescindir.

La feria de las ilusiones

Al mismo tiempo, hemos dado especial importancia a la ambientación de la exposición, por lo que todos los objetos y juguetes ópticos se colocan sobre soportes de la época, adquiridos y restaurados para La feria de las ilusiones.